Historia Rop

Historia

Theodore Lasater Terry, M.D. 1899-1946
Theodore Lasater Terry, M.D. 1899-1946

La enfermedad fue descrita como Fibroplasia retrolental por Theodore Lasater Terry al publicar en 1942 “Extreme prematurity and fibroblastic overgrowth of persistent vascular sheath behind each crystalline lens”, Amer J Ophthalmolo, 25: 2, 203-204, 1942.

Desde 1945 a 1948, Terry y Owens, observaron que la enfermedad era desarrollada post nacimiento.

Desde ese entonces y hasta la actualidad podemos diferenciar tres períodos:

La primera gran epidemia de niños ciegos en Estados Unidos ocurrió entre 1948-1952, llegando a ser esta enfermedad la primera causa de ceguera infantil en USA y una de las principales causas de ceguera en los países desarrollados.

A principios de los años cincuenta, al observar diferencias en la incidencia de la enfermedad entre los hospitales que usan diferente concentración de oxígeno, se empieza a relacionar la administración de oxígeno suplementario en estos niños con el desarrollo de ROP. Estos hallazgos hacían al oxígeno responsable de la enfermedad, lo que llevó a un control estricto del mismo, restringiendo su uso en las unidades de cuidado neonatal, lo que provocó una disminución brusca de la incidencia de ROP en prematuros, pero aumentó drásticamente el daño cerebral grave y las muertes en bebés prematuros, sin llegar a desaparecer las etapas terminales graves de la ROP. El Dr. K.W. Cross estimó que, en esa época, por cada caso que se previno de ROP al disminuir el uso de oxígeno, murieron 16 niños prematuros, por el síndrome de distrés respiratorio (SDR). En 1951 el Dr. Campbell la relaciona con la oxigenoterapia y el Dr. P. Heath introdujo el término “Retinopatía de la prematurez”. A finales de los años 60 y principios de los 70 se empieza a extender el uso de gasometría arterial en las unidades de cuidados intensivos neonatales, lo que permite tener mejor documentada la oxigenación de la sangre.

La segunda gran epidemia se produjo en los años 1970-1980, porque con el perfeccionamiento y el desarrollo de los avances técnicos y científicos de cuidados intensivos neonatales (ventiladores, surfactantes, nutrición parenteral etc.) aumentaron la sobrevida de prematuros más inmaduros, más pequeño y de más bajo peso, haciéndose patente que el oxígeno no era el único factor de riesgo de ROP, pensándose en un origen multifactorial, y se consideraron como factores de riesgo las siguientes: Carácter inmaduro de la retina y otros órganos, déficit de Vitamina E, hiperoxia, hipoxia, hipercapnia, acidosis, sepsis, infecciones, etc. En 1981 Phell encuentra una relación directamente proporcional entre la incidencia de ROP y el número total de niños prematuros que sobreviven con un peso al nacer por debajo de los 1000 gr.
En el año 1980 se denominó “Retinopatía del prematuro”, y el nombre fibroplasia retrolental quedó para las fases más avanzadas de la enfermedad, en las que existe un importante proceso proliferativo y/o estadios cicatriciales.

La tercera epidemia se concentra en aquellos países en vías de desarrollo con una tasa de mortalidad infantil entre 90-60 / 1000 nacidos vivos.

Surge la necesidad de consensuar un diagnóstico común por estadios a escala internacional y la indicación de tratamiento en un estadio determinado. Con este objetivo se reúnen en varias ocasiones un comité de expertos y se realizan estudios multicéntricos de los que surgen:

ICROP (International Classification of Retinopathy of Prematurity)

  • Arch Ophthalmol 1984; 102:1130-1134
  • Arch Ophthalmol 1987; 105:906-912
  • Arch Ophthalmol 2005; 123:991-999
  • Ophthalmology 2021; 128: 1-18

CRYO-ROP (Cryotherapy for Retinopathy of Prematurity)

  • Arch Ophthalmol 1988; 106:471-479

LIGHT-ROP (Light Reduction in Retinopathy of Prematurity)

  • J.Pediatr Ophthalmol & Strabismus 1999; 36:257-263

STOP-ROP (Supplemental Therapeutic Oxygen for Prethreshold Retinopathy of Prematurity)

  • Pediatrics 2000; 105:295-310

ET-ROP (Early Treatment for Retinopathy of Prematurity)

  • Arch Ophthalmol 2003; 121:1684-1694

Día a día la neonatología avanza, la tecnología mejora el cuidado y aumenta la supervivencia de los niños prematuros cada vez más pequeños, lo que determina que vamos a encontrar más bebés con desarrollos vasculares retinianos incompletos aumentando la incidencia de ROP y por tanto el riesgo de ceguera.

Hasta la fecha, Saybie, es la bebé más pequeña del mundo en sobrevivir, con un peso al nacer de solo 245 gramos (8.6 onzas). Nació por una cesárea de emergencia a las 23 semanas y 3 días de gestación, en el Sharp Mary Birch Hospital for Women & Newborns de San Diego, California, Estados Unidos, en diciembre del 2018, tres meses antes de lo previsto.

Richard Hutchinson, es el bebé más prematuro del mundo en sobrevivir, ya que nació de 21 semanas y 2 días, con un peso al nacer de solo 300 gramos (10.5 onzas), midiendo 26 centímetros. Nació en el hospital Children’s Minnesota de Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos, en junio del 2020, 131 días antes de la fecha estipulada.